Cirugia excimer laser miopia

Longitud de onda del láser Excimer en oftalmología

El láser excimer utiliza gases reactivos, como el cloro y el flúor, mezclados con gases inertes, como el argón, el criptón y el xenón. Cuando se excita eléctricamente, la mezcla de gases emite pulsos energéticos de luz ultravioleta, que pueden realizar cambios muy precisos y diminutos en el material irradiado, como los polímeros.

«Nos preguntamos si el láser excimer podía grabar tan limpiamente el material polimérico, ¿qué pasaría si lo probáramos en tejido humano o animal?», recuerda Wynne. «Lo que realmente abrió la brecha, después de toda la charla sobre qué tipo de tejido utilizaríamos, fue que Sri trajo al laboratorio las sobras de su pavo de Acción de Gracias el día después de Acción de Gracias en 1981», dijo Wynne. «Utilizó el láser excimer de 193 nm para grabar un patrón en el hueso, el cartílago o la carne de la muestra de tejido… Tuve ese momento de eureka, ¡tenemos una nueva forma de cirugía! Al utilizar la luz ultravioleta del láser excimer, conseguíamos un corte extremadamente limpio, sin evidencia de daños en el tejido circundante».

En lugar de quemar la materia viva, cada pulso de láser interrumpía los enlaces moleculares en una capa muy fina de la superficie del tejido, desintegrándolo de forma efectiva, sin dejar daños colaterales observables en el tejido subyacente o adyacente. Para demostrar este efecto al campo de la tecnología médica de forma dramática, el equipo produjo una imagen micrográfica electrónica muy ampliada de un solo cabello humano, grabado por el láser. Esta imagen se publicó en todo el mundo.

Σχόλια

El LASIK es una solución permanente para la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. La razón es que la tecnología del LASIK consiste en levantar un colgajo en la córnea (la parte transparente y en forma de cúpula del ojo que se encarga de enfocar la luz hacia la retina), y luego remodelarla mediante un láser. Esta remodelación implica una eliminación de tejido corneal, o ablación, guiada por ordenador, que es un proceso irreversible.

Por lo general, nada, en lo que respecta a la visión de lejos, no se necesitan gafas durante mucho tiempo, hasta que se desarrollan las cataratas. La catarata es un cambio relacionado con la edad en el cristalino natural del ojo, que suele desarrollarse a partir de los sesenta años, y que da lugar a una visión borrosa o nublada. Cuando ocurre, su médico puede recetarle gafas y, finalmente, aconsejarle una cirugía de cataratas con implantación de cristalino para que vuelva a tener una visión perfecta. El LASIK previo no es una contraindicación para la cirugía de cataratas. Las cataratas no son causadas por el LASIK, por lo que cualquier persona que viva lo suficiente tendrá inevitablemente cataratas.

Cirugía ocular con láser Excimer

La cirugía fotorrefractiva se realiza con un láser excimer para intentar corregir errores refractivos como la miopía, el astigmatismo y, más recientemente, la hipermetropía. Estos defectos de refracción suelen corregirse con gafas o lentes de contacto; sin embargo, a lo largo de los años se han utilizado una serie de técnicas quirúrgicas para corregir los defectos de refracción, principalmente la miopía, entre las que se incluyen:

Este documento trata únicamente de las técnicas de láser excimer para corregir los defectos de refracción, es decir, las técnicas fotorrefractivas de PRK, PARK, H-PRK y LASIK. La siguiente información debería permitirle tomar una decisión informada sobre cualquier posible cirugía con láser excimer. Sin embargo, si tiene más preguntas sobre el tema de la cirugía refractiva, el cirujano oftalmológico que le atienda deberá responderlas.

Los láseres de excímeros, utilizados en la industria desde 1975, fueron considerados por primera vez para la cirugía oftálmica en 1983. Desde entonces, la investigación experimental y clínica de este nuevo método para producir una alteración permanente del estado óptico del ojo ha surgido en forma de queratectomía fotorrefractiva con láser excimer (PRK) y queratomileusis in situ con láser excimer (LASIK). Los láseres excimer emiten luz ultravioleta (radiación) que es absorbida por la superficie de la córnea, lo que permite eliminar porciones microscópicas de tejido de la parte frontal de la córnea (aproximadamente 0,25 micras o 1/4000 de milímetro por pulso de láser), alterando así su forma, para producir, teóricamente, un cambio muy preciso en su poder de enfoque.

Para qué se utiliza el láser excimer

Durante la cirugía ocular LASIK, un cirujano ocular crea un colgajo en la córnea (A), la superficie transparente y en forma de cúpula del ojo que representa una gran parte del poder de flexión o refracción del ojo. A continuación, el cirujano utiliza un láser (B) para remodelar la córnea, lo que corrige los problemas de refracción del ojo (C).

La cirugía ocular LASIK es la cirugía refractiva con láser más conocida y realizada para corregir los problemas de visión. La queratomileusis in situ asistida por láser (LASIK) puede ser una alternativa a las gafas o las lentes de contacto.

En los ojos con visión normal, la córnea desvía (refracta) la luz con precisión hacia la retina en la parte posterior del ojo. Pero en caso de miopía, hipermetropía o astigmatismo, la luz se desvía de forma incorrecta, lo que provoca una visión borrosa.

El ojo es una estructura compleja y compacta que mide aproximadamente 2,5 centímetros de diámetro. Recibe millones de informaciones sobre el mundo exterior, que el cerebro procesa rápidamente.

Con una visión normal, una imagen se enfoca nítidamente en la superficie de la retina. En el caso de la hipermetropía, la córnea no refracta bien la luz, por lo que el punto de enfoque se sitúa detrás de la retina. Esto hace que los objetos cercanos aparezcan borrosos.