Migraña vestibular que es

Cómo curé mi migraña vestibular

Las migrañas son una afección neurológica común. Aunque las migrañas comunes se caracterizan por un dolor de cabeza entre moderado y severo, la migraña vestibular puede o no implicar dolores de cabeza en combinación con síntomas vestibulares como vértigo, desequilibrio, náuseas y vómitos.

Aunque los síntomas auditivos subjetivos (zumbidos, sensación de plenitud, presión en uno o ambos oídos) son comunes, una pérdida auditiva significativa debe hacer sospechar de un trastorno del oído interno como la enfermedad de Méniére.

En el caso de la migraña vestibular, la persona puede experimentar una combinación de ataques vestibulares, aura visual o sensibilidad a los estímulos visuales y al movimiento en diferentes momentos, y pueden ocurrir con o sin dolor de cabeza real.

Las migrañas vestibulares, al igual que otros síndromes migrañosos, suelen ser hereditarias. Aunque la ciencia no ha aclarado del todo los complejos mecanismos de la migraña, se sabe que las mujeres tienden a padecerla más que los hombres, y los síntomas pueden empeorar en torno a la menstruación.

Migraña vestibular crónica

La migraña vestibular o vértigo migrañoso es un tipo de migraña que puede o no causar dolor de cabeza, pero que puede incluir una serie de síntomas debilitantes que afectan al equilibrio, los oídos y la visión. Es la segunda causa más común de vértigo.

La migraña vestibular es un tipo de migraña en la que se experimentan episodios de vértigo o desequilibrio que duran desde minutos hasta días (o más). Los síntomas de la migraña vestibular suelen producirse sin dolores de cabeza. Si se experimentan dolores de cabeza, suelen ser unilaterales, pulsátiles y se agravan con la actividad física.

Las migrañas suelen considerarse dolores de cabeza, pero pueden presentar muchos otros síntomas. Estos síntomas pueden cambiar a lo largo de la vida de una persona, de modo que las migrañas que se experimentan a los treinta o cuarenta años pueden ser muy diferentes a las que se tenían en la adolescencia.

La causa de las migrañas vestibulares no se conoce del todo. Sin embargo, se cree que está causada por mensajes «eléctricos» anormales, que provocan un ensanchamiento de los vasos sanguíneos del cerebro y sus alrededores.

Migraña vestibular nhs

La migraña vestibular es un trastorno genético que se ve afectado por influencias ambientales y hormonales. Es probable que se herede de los padres, pero puede tardar años en activarse en función de los hábitos individuales de cada persona, las fluctuaciones hormonales, el nivel de estrés o, a veces, de forma espontánea.

La base del tratamiento de la migraña vestibular son las elecciones rutinarias de estilo de vida. Esto incluye un sueño regular y reparador, mantenerse bien hidratado, comer regularmente y de forma saludable, hacer ejercicio de intensidad moderada la mayoría de los días y participar en un programa regular de gestión del estrés. Si las migrañas vestibulares siguen activas, utilizaremos una combinación de fisioterapia (vestibular), vitaminas y medicamentos recetados para ayudar a reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques.

Tratamiento de la migraña vestibular

Las migrañas son una afección neurológica común. Aunque las migrañas comunes se caracterizan por un dolor de cabeza entre moderado y severo, la migraña vestibular puede o no implicar dolores de cabeza en combinación con síntomas vestibulares como vértigo, desequilibrio, náuseas y vómitos.

Aunque los síntomas auditivos subjetivos (zumbidos, sensación de plenitud, presión en uno o ambos oídos) son comunes, una pérdida auditiva significativa debe hacer sospechar de un trastorno del oído interno como la enfermedad de Méniére.

En el caso de la migraña vestibular, la persona puede experimentar una combinación de ataques vestibulares, aura visual o sensibilidad a los estímulos visuales y al movimiento en diferentes momentos, y pueden ocurrir con o sin dolor de cabeza real.

Las migrañas vestibulares, al igual que otros síndromes migrañosos, suelen ser hereditarias. Aunque la ciencia no ha aclarado del todo los complejos mecanismos de la migraña, se sabe que las mujeres tienden a padecerla más que los hombres, y los síntomas pueden empeorar en torno a la menstruación.