Estima fir gofir

Cómo crear confianza

Puedes tener todo el talento del mundo, pero tus posibilidades de ascender son escasas si dejas que el pensamiento negativo interfiera en tus decisiones profesionales importantes. Comprueba si alguna de estas situaciones te resulta familiar.

Si evita repetidamente presentarse a nuevos e impresionantes puestos de trabajo o rechaza ofertas para nuevos puestos dentro de su empresa porque cree que no está cualificado, puede que sea el único que dude de su capacidad.

Este problema es tan común que incluso tiene un nombre: síndrome del impostor. Ocurre cuando personas de gran éxito se consideran un fraude y creen que sus logros no son merecidos, a pesar de la evidencia de sus propias habilidades y éxitos.

Según un artículo de Jaruwan Sakulku y James Alexander en el International Journal of Behavioral Science, hasta el 70% de las personas tienen sentimientos de síndrome de impostor en algún momento de su vida.

Contrarresta esas percepciones erróneas prestando más atención a cómo te sientes en el papel a pesar de tu falta de confianza, dice Tama Kieves, coach de carrera con sede en Denver y autora de Inspired & Unstoppable: Wildly Succeeding in Your Life’s Work.

Baja autoestima

«Una disposición al fracaso significa que una persona tolerará el fracaso justo para obtener lo que necesita de la vida, y no más. La voluntad, por el contrario, significa que no sólo toleras los «no» en tu vida, sino que empiezas a buscarlos. Cuando desarrollas un verdadero deseo de fracasar, ¡el rechazo empieza a ser divertido!»

«Deja de centrarte en tu miedo y mira lo positivo, Eric». «¿Qué es?» «Estás ampliando tu zona de confort. Sabes que la zona de confort nunca es estática. Siempre está en un estado de expansión o retracción. Piensa en lo valiente que estás siendo».

«Aunque no tenemos absolutamente ningún control sobre las acciones de los demás, sí tenemos un control total y completo sobre cómo reaccionamos. ¿Y si decidiéramos hacer de cada no que recibimos y de cada rechazo que encontramos algo que nos empodere? En lugar de evitar el rechazo, ¿qué pasaría si tomáramos la decisión de buscar el rechazo? En lugar de evitar el no o tal vez simplemente tolerarlo, ¿qué pasaría si nos esforzáramos en buscar el no?»

«Lo endulzamos, bailamos a su alrededor y hablamos de ello como si fuera la muerte. La mejor manera de insensibilizarse a una palabra es usarla, y la mejor manera de insensibilizarse a una acción es hacerla».

Falta de confianza

Antes de seguir leyendo, pensamos que te gustaría descargarte gratis nuestros 3 Ejercicios de Autocompasión. Estos ejercicios detallados y con base científica no sólo te ayudarán a aumentar la compasión y la amabilidad que te muestras a ti mismo, sino que también te darán las herramientas para ayudar a tus clientes, estudiantes o empleados a mostrar más compasión hacia ellos mismos.

A los investigadores les cuesta ponerse de acuerdo sobre qué es exactamente la autoconfianza. Algunos dicen que es simplemente creer en uno mismo, mientras que otros entran en más detalles sobre las expectativas y evaluaciones de uno mismo y de su rendimiento.

Como puedes ver en la definición, la confianza en uno mismo es un componente necesario, pero no suficiente, de la autoconfianza. Debes tener al menos un cierto grado de confianza en ti mismo para tenerla, pero el simple hecho de creer en ti mismo no te garantiza necesariamente la confianza en ti mismo.

Además de caracterizar tus creencias sobre ti mismo, la autoconfianza es un rasgo que impregna tus pensamientos, sentimientos y acciones. Piensa en una persona segura de sí misma que conozcas; ahora, piensa en cómo sabes que esa persona es segura. No puedes entrar en su cabeza para saber lo que siente por sí misma, así que basas tu juicio sobre su autoconfianza en sus palabras y acciones.

Mejorar el autoconcepto

«Entonces, ¿a qué te dedicas?» La mera pregunta está un poco cargada. Muchos de nosotros empezamos la conversación con esta pregunta cuando conocemos a alguien nuevo para establecer una conexión, ver cuáles son sus intereses o explorar si hay algo que pueda provocar un diálogo o establecer un terreno común.

Aunque parece inofensivo, también puede hacer que la gente etiquete consciente o inconscientemente a la persona que lo recibe en función de su trabajo. Es posible que los metamos en una categoría que determina cómo los percibimos, a menudo en relación con cómo nos vemos a nosotros mismos. Y esto puede llevarnos a tener nociones preconcebidas sobre el otro que no necesariamente son ciertas.

La idea de un puesto de trabajo viene acompañada de muchas cosas: la promesa de un sueldo, una sensación de satisfacción, poder y responsabilidad. Y teniendo en cuenta que pasamos casi un tercio de nuestras vidas trabajando, es fácil ver cómo desempeña un papel importante en la formación de nuestra identidad. Aunque, si no se tiene cuidado, es fácil ver cómo la línea que separa nuestras identidades laborales y las verdaderas puede llegar a ser borrosa.