Dolor de garganta asociado a emociones

Cómo aliviar el dolor de garganta por estrés

Mi viaje a la curaciónA lo largo de mi vida he tenido muchas enfermedades diagnosticables y muchas enfermedades no diagnosticables.Tuve muchos dolores de garganta en los que la profesión médica decidió que extirpar mis amígdalas sería la cura. No fue así. Creo que las amígdalas son una parte muy importante de nuestra anatomía; una barrera para evitar que las enfermedades entren en nuestro cuerpo. Las amígdalas son protectoras de virus y bacterias. Entonces, ¿qué era? Dolor de garganta

Causa probable – Miedo. Emociones reprimidas. Creatividad reprimida. Retención de palabras de enfado. Sentirse incapaz de expresarse. ¡Interesante! Siempre me sentí frustrado porque tenía que retener mis palabras y sentimientos. Aunque en ese momento no me daba cuenta de que eran mis sentimientos los que no hablaba. De niña, nunca me enseñaron sobre los sentimientos. Así que cuando surgían me daban miedo y no sabía cómo articular lo que sentía. Yo solía hacer esto a mi hija. Ahora sé que era un patrón familiar. Hoy mi hija se siente lo suficientemente segura como para decir: «Soy una persona con sentimientos». Cuando escuché por primera vez esas palabras, mi corazón sintió gratitud por la persona que ella reconocía en sí misma.Nuevo Patrón de Pensamiento – Las ideas divinas se expresan a través de mí. Una vez que decidí abrazarme a mí, encontré la libertad de expresar mis ideas. Cuando escribo y hablo la Divinidad me guía y permito que esas palabras fluyan. A veces las palabras que hablo y escribo me sorprenden incluso a mí. Cuando siento la sensación de dolor de garganta, me conecto con ella y pregunto: «¿Qué emoción está causando esta sensación?». Cuando recibo el mensaje, reconozco la emoción. Puede ser que necesite perdonar a otros, a mí misma, o puede que necesite escribir sobre ello y crear afirmaciones.

¿Puede el estrés causar dolor de garganta e inflamación de los ganglios?

Muchas lenguas del mundo aluden a partes del cuerpo para describir emociones y sentimientos, como en «corazón roto», por ejemplo. Mientras que algunas tienen sólo unas pocas expresiones de este tipo, las lenguas indígenas australianas suelen utilizar muchas, que abarcan muchas partes del cuerpo: desde «vientre fluido» para «sentirse bien» a «garganta ardiente» para «estar enfadado» a «hígado tambaleante» que significa «estar de luto».

Recientemente, con la ayuda de mi colaboradora Kitty-Jean Laginha, he buscado sistemáticamente esas expresiones en diccionarios y listas de palabras de 67 lenguas indígenas de toda Australia. Encontramos al menos 30 partes del cuerpo distintas implicadas en unas 800 expresiones emocionales.

¿De dónde proceden estas asociaciones cuerpo-emoción? ¿Son específicas de las lenguas australianas o se dan también en otras partes del mundo? No hay respuestas directas a estas preguntas. Algunas expresiones parecen ser específicas del continente australiano, otras están más extendidas. En cuanto al origen de la asociación cuerpo-emoción, nuestro estudio sugiere varias explicaciones posibles.

¿Puede el estrés causar dolor de garganta y tos?

Los chakras son las siete ruedas de energía del cuerpo, que parten de la coronilla y descienden por el cuerpo hasta la base de la columna vertebral.  Los chakras suelen considerarse vórtices energéticos, ruedas de energía que giran. Cuando giran correctamente, cada chakra permite que la energía fluya y se mueva libremente, de modo que usted se mueve en armonía y alineación. Sin embargo, si una de estas ruedas se bloquea o se desalinea con las demás, tu bienestar puede verse afectado. Puedes sentirte física, mental o emocionalmente «apagado».

El vishuddha o chakra de la garganta actúa como el centro de comunicación del cuerpo. Es donde encuentras tu voz, dices tu verdad y cantas alabanzas, para ti y para los demás. Este chakra se asocia con hablar y expresarse, pero también con escuchar y ser escuchado. Filosóficamente, el chakra vishuddha se asocia con la verdad, la claridad y la responsabilidad.

El vishuddha chakra está asociado a la garganta, pero también a la lengua, los labios, las mejillas, la mandíbula y las orejas, así como a la parte posterior e inferior del cuello, e incluso a los hombros. Su área de influencia es el espacio que va desde la cintura escapular, subiendo por el cuello hasta la barbilla, y a lo largo de la columna cervical hasta la base del cráneo.

La causa emocional del dolor de garganta

La ansiedad puede causar muchos síntomas que imitan a otras enfermedades, y uno de ellos es el dolor de garganta. Los dolores de garganta suelen ser una señal de advertencia de una enfermedad, por lo que todos los dolores de garganta deben ser revisados por un médico por si acaso. Pero también pueden ser un síntoma secundario de la ansiedad, y la reacción natural que tienen las personas ante los trastornos de ansiedad.

Muchas personas afirman que su ansiedad provoca directamente el dolor de garganta. Esto es posible, pero bastante raro. El dolor de garganta se describe mejor como un síntoma de ansiedad «secundario». Los síntomas secundarios son problemas físicos que se producen debido a otro síntoma de ansiedad, no a causa de la ansiedad inicial.

Estos son sólo algunos ejemplos de la relación entre la ansiedad y el dolor de garganta. Lo que está claro aquí es que el dolor de garganta es común en las personas con ansiedad, pero no son necesariamente los síntomas de ansiedad iniciales los que causan el dolor de garganta. Más bien, es la reacción a esos síntomas lo que la causa.

Como el dolor de garganta es un síntoma secundario, controlarlo implica controlar los síntomas primarios. Si respira demasiado por la boca, por ejemplo, intente respirar por la nariz y beba un poco de agua para aliviar la garganta. Si tiene alergias, considere la posibilidad de tomar medicamentos para la alergia o busque formas de disminuir la cantidad de alérgenos en su casa.