Aplastamiento vertebral sintomas

Fracturas vertebrales por compresión中文

La compresión de la médula espinal está causada por cualquier afección que ejerza presión sobre la médula espinal. La médula espinal es el haz de nervios que transporta los mensajes del cerebro a los músculos y otros tejidos blandos. A medida que la médula espinal desciende por la espalda, está protegida por un conjunto de espinas dorsales llamadas vértebras. Estas vértebras también mantienen el cuerpo erguido. Los nervios de la médula espinal pasan por las aberturas entre las vértebras y llegan a los músculos.

La compresión de la médula espinal puede producirse desde el cuello (columna cervical) hasta la parte baja de la espalda (columna lumbar). Los síntomas son entumecimiento, dolor y debilidad. Dependiendo de la causa de la compresión, los síntomas pueden aparecer de forma repentina o gradual, y pueden requerir desde cuidados de apoyo hasta una intervención quirúrgica de urgencia.

Una de las causas más comunes de la compresión de la médula espinal es el desgaste gradual de los huesos de la columna vertebral, conocido como artrosis. Las personas que desarrollan una compresión medular por esta causa suelen ser mayores de 50 años.

Fractura por compresión.

Una fractura por compresión de la espalda se produce cuando las vértebras, o los huesos de la columna, se rompen. Las fracturas por compresión pueden producirse en cualquier parte de la columna vertebral, pero lo más habitual es que se produzcan en la parte inferior de la columna torácica y en la parte superior de la columna lumbar. Si se pregunta si el dolor que experimenta es una fractura por compresión, consulte el siguiente gráfico. Este gráfico destaca que las vértebras que se rompen con más frecuencia son las que van de la T9 a la L1. Cualquier vértebra anterior a la T8 o posterior a la L2 es poco probable que se fracture.

Los síntomas de una fractura por compresión vertebral varían en gran medida, lo que dificulta su identificación. Algunas personas experimentan un dolor de espalda bastante agudo que con el tiempo se vuelve crónico, mientras que otras tienen un dolor de espalda intenso y repentino.

Es posible que haya oído hablar de una fractura por compresión como una fractura por estallido, una fractura por aplastamiento o incluso una fractura en cuña. Es importante distinguir entre los distintos nombres, ya que tienen implicaciones diferentes. Por ejemplo, el término fractura en cuña significa que las vértebras se han fracturado en la parte delantera del hueso en la parte anterior de la columna vertebral. Esto deja la parte posterior sin cambios, lo que da lugar a una vértebra con forma de cuña. Una fractura por aplastamiento es cuando se rompe todo el hueso, en lugar de sólo la parte delantera de las vértebras. Una fractura por estallido se produce cuando hay una pérdida de altura tanto en la parte delantera como en la trasera de la vértebra. Saber qué tipo de fractura se tiene es importante por los efectos a largo plazo de las diferentes roturas. Por ejemplo, una fractura por estallido tiene muchas más implicaciones a largo plazo que pueden incluir deformidad progresiva o compromiso neurológico.

Fractura de la columna vertebral

ResumenUna lesión de la médula espinal, es decir, un daño en cualquier parte de la médula espinal o de los nervios situados al final del canal espinal (cauda equina), suele provocar cambios permanentes en la fuerza, la sensibilidad y otras funciones corporales por debajo del lugar de la lesión.

Muchos científicos son optimistas y creen que los avances en la investigación harán posible algún día la reparación de las lesiones de la médula espinal. Hay estudios de investigación en curso en todo el mundo. Mientras tanto, los tratamientos y la rehabilitación permiten a muchas personas con lesiones medulares llevar una vida productiva e independiente.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

La parte más baja de la médula espinal que permanece intacta tras una lesión se denomina nivel neurológico de la misma. La gravedad de la lesión suele denominarse «la integridad» y se clasifica como una de las siguientes:

Cuándo acudir al médicoCualquier persona que sufra un traumatismo importante en la cabeza o el cuello necesita una evaluación médica inmediata para detectar una lesión medular. De hecho, lo más seguro es suponer que las víctimas de un traumatismo tienen una lesión medular hasta que se demuestre lo contrario porque:

Tratamiento de las fracturas por compresión

Como su nombre indica, una fractura vertebral es una rotura de uno o varios huesos de la columna vertebral. Esto puede hacer que las vértebras se colapsen o se rompan. El hueso no tiene por qué romperse por la mitad. Los traumatismos, como los accidentes de tráfico, las zambullidas en aguas poco profundas, las caídas o las lesiones deportivas, pueden provocar fracturas de columna.

La osteoporosis o la osteopenia por falta de hormonas, el envejecimiento o el cáncer pueden hacer que los huesos se colapsen hacia dentro debido a la debilidad. En estos casos, toser o estornudar puede provocar una rotura. Millones de pacientes sufren fracturas de columna cada año, siendo las fracciones por compresión vertebral las más frecuentes. A modo de comparación, las fracturas vertebrales son aproximadamente el doble de frecuentes que las de cadera.

1. La fractura por compresión es frecuente en pacientes con osteoporosis, osteopenia, cáncer de huesos o pacientes con otros cánceres sometidos a quimioterapia o radiación. La vértebra es delgada, débil y frágil. Una fuerza contundente o una presión extrema pueden provocar la fractura del hueso. Un tipo de fractura por compresión es la de cuña, cuando la parte anterior de la vértebra se hunde creando una forma triangular.